Desde el Restaurante Green Suites, aprovechando que estos días tienes más tiempo para cocinar,  te proponemos dos recetas deliciosas y sencillas de hacer en casa por si no puedes o no quieres salir de casa estos días. Como verás a continuación, son platos de ingredientes muy corrientes y asequibles de encontrar. ¿Te animas a cocinar con nosotros?  

Salmorejo con su guarnición, una receta fácil y deliciosa

El salmorejo es una de esas sabrosas recetas que te conviene saber hacer porque siempre es una buena opción, especialmente cuando las temperaturas empiezan a aumentar. No es precisamente un plato que necesite muchos ingredientes, al contrario…¡solo necesitarás cinco en total y todos son muy asequibles! La clave de un salmorejo rico es que quede con una espesura propia de una salsa espesa y, si además, va acompañado de una deliciosa guarnición de tacos de jamón y huevo duro picado…¡conquistarás el paladar de todos tus familiares desde la primera cucharada!

salmorejo receta
  • Ingredientes para 4 personas

Los componentes del salmorejo, como podrás comprobar, son muy fáciles de conseguir y son muy nutritivos. Se puede servir como primer plato o como aperitivo, con guarnición o sin guarnición, pero nosotros te proponemos la receta completa para que puedas probar esta delicia gastronómica al completo. Si no tuvieras los ingredientes de la guarnición, ¡no te preocupes porque quedará muy rico igualmente!

Para el salmorejo:

– 150 ml de aceite de oliva virgen extra

– 1 kg de tomates rojos maduros

– 200 gr de pan de trigo blanco

– 1 diente de ajo

– Pizca de sal

Para la guarnición:

– Tacos de jamón serrano

– 2 huevos

  • Pasos para su elaboración

1)  Limpiar los tomates, cortar en dados, añadir en un bol y triturar hasta conseguir una salsa líquida.

2) Pasar esta salsa por un colador para dejar un líquido suave y libre de pepitas y restos de piel.

3) Por otro lado, cortar en trozos pequeños el pan (si tiene dos o tres días, mejor) y añadir a la salsa. De esta forma, el pan se ablandará y será luego más fácil de batir con el resto de los ingredientes.

4) De mientras, pelar el ajo, quitando el centro para que no repita, y añadir al bol con el tomate y pan.

5) Verter en este mismo bol la cantidad de AOVE indicada y una pizca de sal al gusto.

6) Usar una batidora para triturar toda la mezcla hasta conseguir un resultado lo más fino posible.

7) Meter en el frigorífico un par de horas hasta que quede frío el salmorejo.

Una vez que veas que está frío, tan solo quedará servir y añadir la guarnición. Para esto, te recomendamos que uses un cuenco o un plato hondo. Para dar el toque final a nuestro plato, podrás añadir los tacos de jamón, el huevo duro picado y un chorro de aceite de oliva. Como ves, con pocos ingredientes y en poco tiempo has conseguido un plato delicioso y nutritivo que gustará a todos los paladares de la mesa.

Como apunte final es necesario añadir que hay quien, además de los tomates, el pan, el aceite y el ajo, añade al salmorejo pepino, pimiento o cebolla. ¡Esto lo dejamos al gusto de cada uno! ¿Te animas a preparar un delicioso salmorejo con guarnición en casa?

Tempura de verduras, una opción deliciosa y original

¿Te apetece comer verduras pero estás cansado de tomarlas hervidas al vapor como siempre? ¡No te preocupes porque la tempura de verduras será tu alternativa perfecta! Con las verduras que tengas a mano y algunos ingredientes más conseguirás un plato original y delicioso sin necesitar mucho tiempo de dedicación para ello. ¡Toma nota del que puede ser un segundo plato perfecto!

tempura verdura
  • Ingredientes para 4 personas

150 gr de harina de trigo

200 ml de agua helada

Aceite de girasol para freír

Verduras al gusto: Pimientos, berenjenas, cebolla, calabacín, zanahoria..

Pizca de sal

  • Pasos para su elaboración

1) Lavar las verduras que vayas a utilizar, cortar en bastones o en rodajas y reservar.

2) Para preparar la masa de tempura, verter en un bol la cantidad de harina indicada, el agua fría y la pizca de sal al gusto y, con ayuda de una varilla, mezclar hasta conseguir una textura de nata líquida.

3) Cuando tengamos la masa preparada, poner a calentar el aceite en una sartén.

4) Bañar los trozos cortados de la verdura por la masa de harina y agua y echar en la sartén hasta que la verdura tenga una fina capa de frito por fuera.

¡Voilá! Con tan solo cuatro pasos de elaboración has conseguido un plato delicioso. Para servir, deberás poner un papel absorbente sobre el plato o la fuente donde coloques las verduras para que, de esta forma, el exceso de aceite quede escurrido en el papel. Justo después, quitar el papel y servir en la mesa porque, ojo, el truco para conseguir una tempura en su punto, es tomar recién hecha. ¿Te imaginas este crujiente variado de verduras? ¡No esperes más y prueba a hacerlo en casa!