Miel, pan y azúcar son los ingredientes de un dulce que tiene fecha en el calendario: las torrijas. Las torrijas son propias de la primavera, concretamente, de festividades como la Semana Santa; y ya sea en el desayuno, la merienda o como postre, siempre apetecen. De hecho, seguro que, en tu casa, siempre se han preparado y la receta ha pasado de padres a hijos.

Es la época por excelencia de preparación de postres tradicionales, donde también encontramos el arroz con leche, y nos toca sacar recetas de toda la vida. Nuestro chef Jesús Morillo comparte con nosotros los ingredientes y la preparación de las torrijas, así como trucos y recomendaciones para que el resultado sea espectacular. ¡Toma nota!

Ingredientes para las torrijas

  • 1 Paquete de pan de molde especial torrijas (11-12 rebanadas).
  • 1,5 litros de leche.
  • 50 gramos de azúcar.
  • 1 limón.
  • 1 rama de canela.
  • 1 naranja amarga.
  • 5 huevos L.
  • 600 gramos de miel pura.
  • 1 litro de aceite de girasol.
  • Un chorreón de vino oloroso o PX (opcional para aderezar).
ingrediente torrija dulce postre semana santa

Elaboración de las torrijas

  1. En primer lugar, preparamos todos los ingredientes necesarios para elaborar esta receta de torrijas. Tras esto, pondremos la leche en un cazo con el azúcar, la piel del limón y la rama de canela. Esperamos a que hierva y retiramos del fuego. Luego, tapamos y reservamos hasta que se enfríe.
  2. Cuando la leche ya esté fría, pondremos el aceite en una olla a fuego lento con la piel de la naranja. Lo mantenemos a fuego lento unos 10 minutos. A continuación, retiraremos la piel de la naranja y subiremos el fuego a temperatura media. Es a esa temperatura a la que freiremos nuestras torrijas.
  3. Comenzamos con el proceso final. Para ello, colamos la leche y por otro lado batimos los huevos, pondremos la leche en una bandeja y los huevos batidos en otra.
  4. Sumergimos las rebanadas durante unos segundos en la leche. Es importante tener en cuenta que pueden quedar duras si están poco tiempo y muy blandas si se dejan mucho tiempo, así que con 10 segundos aproximadamente, ¡estarán perfectas!
  5. Las escurrimos un poco, la pasamos por el huevo y, seguidamente, pasamos a freír nuestras torrijas por cada lado. Una vez doradas, las dejamos unos minutos en una bandeja con papel absorbente mientras seguimos friendo las demás.
  6. Cuando las tengamos todas calentaremos la miel un poco con un chorreón de agua. Sólo queremos que la miel se vuelva más líquida con el calor. En ella sumergimos las torrijas y la colocamos en un recipiente para que estén bien colocadas. Por último, bañamos con un poco más de miel y, ¡a disfrutar de este delicioso postre!

Un postre clásico, pero con un toque innovador

Cocinar es un placer y un momento para relajarse. Presta atención a tus torrijas y déjate llevar por los aromas de este delicioso dulce. Pese a que las torrijas son un clásico, bien es cierto que las formas de emplatar pueden ser innovadoras. ¿Necesitas algunos consejos para sorprender en casa?

  • Elegante. Si quieres una presentación algo más sofisticada, se recomienda espolvorear azúcar y usar extra de miel con estilo, haciendo dibujos en el plato, e incluso añadir un chorreón de vino oloroso o PX, o flores comestibles para dar color al plato.
  • Con naranja y limón. Dale un toque diferente con trozos de piel de cítricos, ya sea naranja o limón sobre la torrija. Un consejo recomendado por nuestra chef Jesús Morillo, dado que con la piel de la naranja se resta sabor al aceite.
  • Rocía con leche condensada. Para los más golosos, rocía con leche condensada e incluso un poco de extra de miel. ¡Te encantará!